2008/12/17

¿Y Ahora? ¿Quién Podrá Defendernos?

Los Diversos Medios del país mecionarion desde diversas aristas ideológicas la virtual parálisis de la cooperación externa hacia Nicaragua pasando desde el alarmismo estridente hasta una anécdota intrascedental. La Prensa creo que fue quien dió en el clavo con el titular: "Martes Negro" y es que tanto la Unión Europea, EEUU y el FMI prácticamente han congelado los fondos destinados para el país que ya deberían de estar asegurados para el 2009.

TODA la población en Nicaragua desde el vendedor de agua, hasta el presidente del Grupo Pellas resentirán el impacto de la suspensión de la ayuda hacia Nicaragua, en especial, la dirigida a financiar el Presupuesto General de la República tomando en cuenta que el entorno económico a nivel internacional no es muy propicio que digamos para andarse peleando con la cooperación, de hecho Centroamérica según estudios de la OCDE y el FMI será una de las regiones que van a resentir la crisis económica del 2009.

Ahora debemos ser prácticos y aterrizar los pies en la tierra: somos el segundo país más pobre de América, que el próximo año recibirá menos ingresos por remesas, menos divisas por nuestras exportaciones (caída en los precios del café, maní y carne y retiro de las maquilas), divisas más escasas y caras y si le sumamos el pleito con la cooperación la cual significa reducción de ingresos en la cooperación (EEUU y Europa) y los préstamos para Nicaragua (FMI, BID y BCIE) la única buena noticia que ha recibido el país es la caída estrepitosa de los precios del petróleo.

En mi opinión el virtual retiro de la cooperación en Nicaragua se deberá a dos factores (que lo doy por un hecho): 1) La propia crisis económica mundial que obviamente reducirá los recursos que los países desarrollados brindan a los países pobres y 2) Las fricciones que el Gobierno de Nicaragua ha tenido con la cooperación, y esto no es nada nuevo, debemos reconocerlo, ha sido una constante desde la instauración del FSLN en el gobierno, el tema de las elecciones fue por llamarlo de alguna manera la gota que derramo el vaso. Y es que la cooperación en general han venido pidiendo tres cosas: i) respeto a la libertad de pensamiento, ii) Transparencia en los recursos manejados por el gobierno y, iii) La restitución del aborto terapéutico.

Me entristeció escuchar ayer a nuestro presidente en la Cumbre de Río luego de la noticia del práctico cierre de la cooperación para el país, miré a una persona vencida, hablando con el higado y sin capacidad de reacción y no es para menos, Venezuela reduciendo su dudosa cooperación hacia el país, los paises "Imperialistas, Capitalistas y Colonizadores" diciendo no más y en entorno económico maltrecho. Chocho, no es para cualquiera ese bulto y luego que venia de decir que eramos más libres sin la cooperación externa.

Y para rematar en la Cumbre nadie le hizo caso, no hubo ni declaraciones individuales ni conjuntas de apoyo al hermano pueblo de Nicaragua por parte de los pueblos de Latinoamérica, no amiguitos y amiguitas, la estrella fue Cuba con su verdadera dignidad y respeto por su soberanía. Ahi anda nuestro presidente a ver que le saca a los Rusos luego de las infructuosas visitas a Irán y Libia.

Mientras el ministro de finanzas ya anunció que el financiamiento del Presupuesto 2009 ya está asegurado, claro vía financiamiento (deuda interna por que si el FMI suspende su programa Nicaragua no podrá endeudarse con acreedores internacionales) y que prácticamente servirá para cubrir el gasto corriente, osease salarios y gastos básicos (les informó que el estado ha duplicado el número de empleados a partir del 2007) y una obvia reducción del gasto en capital (inversión puej: construcción de caminos, puentes, escuelas, centros de salud, etc.).

¿Y ahora? ¿Quién podrá ayudarnos?

2 comentarios:

Melba dijo...

Catastrófico.

Salud♥s

Yaoska dijo...

Mirá que irnoías las de la vida. Yo trabajé en el Gobierno de Bolaños para un proyecto, finaciado por la Cooperación gringa, de apoyo al sector rural. Vieras que triste, como ese y todos los otros proyectos que estaba ejecutando esa institución, beneficiaban a los mismos jefes del proyecto que tenían fincas en distintas zonas del país. Yo me quedaba con la boca abierta de ver como la administradora del proyecto hizo su casa, se compro su carro, compro ganado y todo con el dinero que supuestamente iria para las asociaciones de los pequeños productores del campo.
Pero allí todo estaba bien, no?. Para la cooperación todo era transparente, Nicaragua estaba saliendo de la pobreza y el avance era increible.
Los cooperantes están acostumbrados a que uno les haga reverencia, si es que la canción de la Maldición del Malinche, le queda como anillo al dedo a este país.
Lamentablemente nos acostumbraron a vivir de la Cooperación y ahora tenemos que andarles llorando para que no se retiren.