2008/09/19

Pobres Sapos


La cultura nica se precia de sus dobles sentidos y la picardía plasmados con tanto humor en el güegüense, presentándose incluso de forma inconsciente en el habla y actitudes cotidianas, y con bastante presencia en las expresiones artísticas populares, como estos pobres sapos.


Alguno podría decir que están bailando reguetón, o talvez tango, y a pesar de que podrían generar repulsión o asco de cualquier puritano exagerado, no se puede negar el humor y tremenda imaginación de quien lo hizo. En el huembes se pueden encontrar esta y más artesanías eróticas/sexuales (de las que espero poder mostrar en otras oportunidades) hechas en masaya o en los pueblos.


Ni siquiera se cuanto cuestan, pq se los regalaron a mi estimago geovanny y el tampoco sabe cuánto pueden costar.

1 comentario:

Isa dijo...

Jejeje, están buenísimos los sapos... Bueno, me imagino que lo que hacen queda a la imaginación del cliente. Quizás hacen ejercicios de precalentamiento para su rutina diaria de buena salud. = )