2008/09/16

Para los maridos sufridos

Ya ni me acuerdo cuando fue la primera vez que me comi una maruchan. Sí se bien que fue despues que sali de la universidad, porque en esos años me alimentaba de platanitos fritos y frescos de a 3 pesos, así que estas sopitas instantaneas tuvieron que haber llegado a Nicaragua después del año dos mil.


Pese a que "saben rico" era de imaginarse que por su gran cantidad de conservantes esta "comida de plástico" no podía ser del todo sana, asi que después de algún tiempo empece a notar la acidez luego de comerla y termine por dejarla casi por completo, salvo alguna que otra "ocasión especial" en que la necesidad obligaba a comerme una (sigue siendo rica).


Hace poco descubrí otro producto maruchan, las sopas ramen, un paquete que contiene un bloque de fideos pre-cocidos con una bolsita de saborizante, con una forma de preparación similar a la de la de vaso pero sin la facilidad del envase de poroplast, aunque con una cantidad mas generosa.


Ahora compro varias de estas a la semana porque me ahorro el tiempo de preparación de arroz o espaguetis antes de comerme una sopa, solo me encargo de hacer cualquier sopa y pongo el bodoque de tallarines precocidos en una taza, boto a la basura el saborizante, le pongo el agua de la sopa bien caliente y espero tres minutos, y listo, sopa con ramen casi instantanea, y sin acidez.

4 comentarios:

finance tune up dijo...

im your favorite reader here!

Diego_Renan dijo...

¬¬ q va a decir de mi la gente!!!

xochitl dijo...

jajaja toy poniendome al dia con tu blog, que bien que pusieras lo de los maridos sufridos, en serio que es una gran idea la de usar los fideos precocidos

xochitl dijo...

jajaja toy poniendome al dia con tu blog, que bien que pusieras lo de los maridos sufridos, en serio que es una gran idea la de usar los fideos precocidos